El nuevo paradigma de las prejubilaciones - Pinoso, información de Pinoso. Noticias diarias de Pinoso

Vaya al Contenido

El nuevo paradigma de las prejubilaciones

Prensa > Artlº de opinión

El viejo y nuevo paradigma de las prejubilaciones

Durante mucho tiempo hemos venido pensando equivocadamente que las prejubilaciones eran oportunidades para los jóvenes que accedían por primera vez a su primer trabajo. Todos ya sabemos que hay dos clases de prejubilaciones, las voluntarias y las forzosas, en este caso nos referiremos sólo a las voluntarias, para estas, como es natural, para poder ejecutar la decisión, se tiene que cumplir con la normativa actual vigente. Una persona prejubilada o jubilada ya no tiene capacidad de crear nuevos empleos, sobre todo cuando nos referimos a las micro pymes y, además, amortiza, en este caso, los puestos de trabajo que tuviere. Si a todo ello le sumamos que en el supuesto de que la persona que decide prejubilarse tiene 60 años y si tenemos en cuenta que la esperanza media de vida está situada en los 86 años, esta persona recibirá durante 26 años la prestación por la pensión correspondiente, lo que nos significa que en muchos casos esta persona puede percibir de la caja de pensiones más de lo que ingreso. Si se potencial la oportunidad y se suprime las prejubilaciones para determinadas actividades, el resultado de la ecuación se invierte.

El viejo paradigma de las prejubilaciones era suponer que la vacante generada por el prejubilado iba a ser cubierta por otra más joven, sin embargo, no siempre sucede así. En el caso que la persona es empleada y se prejubila la empresa puede, en algunos casos sustituirla por otra más joven y con menos salarios y en otros, pudiera, realizando las alegaciones correspondientes, no contratar a ninguna. Las prejubilaciones, en algunos casos, no son más que una estrategia empresarial para reducir costos y mejorar la imagen de la empresa. En el caso que un autónomo se jubile y no tenga continuidad, no solamente se pierde el puesto del titular, sino también, de todos los puestos de trabajo que tuviera creados la micro pyme. Por lo tanto, este viejo paradigma no es muy rentable para ninguna de las partes que contribuyen a mejorar el bienestar y, es más, y dicho de otra manera, los abuelos no podrán contribuir asegurar ni el bienestar ni la pensión de sus nietos.

El nuevo paradigma presenta una nueva visión que a medio y largo plazo pudiera ser mucho más beneficioso que el anterior y es, sin duda, mucho más propicio para mejorar el estado del bienestar futuro. Veamos, mientras seamos capaces de motivar económicamente el retraso de la prejubilaciones o jubilación, se estará, por una parte, trasfiriendo la sabiduría y la experiencia del puesto de trabajo y, por otra, en el peor de los casos, se mantienen los puestos de trabajo y en el mejor de estos, existe la posibilidad que la persona pueda crear más puestos de trabajo. Abriendo la oportunidad por otra parte, a que en el caso que no tenga continuidad los propios empleados tengan una decisión más formada y decidan comprar la explotación del negocio lo cual abre otro abanico de posibilidades. Todo ello, sin tener en cuenta los ingresos por cotizaciones que recibe la caja de pensiones, por ello, el nuevo paradigma presenta más ventajas que el viejo paradigma y, además, se invierte en el empleo, en cotizaciones y en resumen en futuro.

En el nuevo paradigma las personas que prologan su prejubilación o jubilación están trabajando, sin duda, para mejorar el estado del bienestar y garantizar las pensiones de sus nietos que viven preocupados por esa meta.
Pinosoc2p.net
03650 PINOSO (Alicante) Spain
Reservados todos los derechos            



Created with WebSite X5
informacion y reportajes
Regreso al contenido