* ¿Por qué las FLORES que ni tienen boca ni corazón son capaces de comunicarnos y hacernos sentir tanto, por ellas mismas, como cuando son trasmisoras de mensajes de otros? - Blog c2p - información de Pinoso. Noticias diarias de Pinoso

informacion y reportajes
Vaya al Contenido

* ¿Por qué las FLORES que ni tienen boca ni corazón son capaces de comunicarnos y hacernos sentir tanto, por ellas mismas, como cuando son trasmisoras de mensajes de otros?

información de Pinoso. Noticias diarias de Pinoso
Publicado por en Artículo ·
Hoy sin saber por qué me he despertado con la pregunta del enunciado de este artículo. Qué estaría tramando mi subconsciente para que me lo preguntara al instante de abrir mis ojos, pues bien, este despertar me ha hecho reflexionar y más tarde, me ha motivado a escribir estas líneas para que todo no sean las mismas noticias, pues últimamente siempre giran alrededor de una misma idea.
 
 
Sin duda, las flores se comunican y nos comunican por medio de sus metas mensajes, es decir, saben decir lo que dicen sin decirlo y que el receptor los interpreta diferentes en función a sus sentimientos del momento.
 
 
Las FLORES vivas o muertas, siempre nos comunican algo. Fijémonos cuando están vivas y alegres que sin malicia saben unirse para adornan las praderas y los extensos campos que tantas imágenes nos han dejado y seguirán dejándonos para que las recordemos en los grandes museos del mundo. Recordemos entre otras muchas obras, “Los Girasoles de Vicent van Gogh”
 
 
Las FLORES como seres vivos también dan vida ¿Qué sería de la polinización si no existieran las flores? Las flores cuando son meras transmisoras de unos sentimientos siempre aceleran el riesgo sanguíneo de los receptores que, a su vez, elevan al infinito su imaginación para recordar con agrado, motivación y alegría aquello que merece no ser olvidado. Sino fuera así, por qué cuando las recibimos las mantenemos con el cuido y mimo que lo solemos hacer.
 
 
Las FLORES siempre van un paso por delante de las personas. Las FLORES desbrozan asperezas y siempre abren caminos. Quién piense lo contrario es porque todavía no ha tenido la ocasión de recibirlas, acariciarlas y absorber los sentimientos que llevan. Las flores no tienen enemigos declarados ya que son ellas las que dan color, luz, brillo y alegría a nuestros ojos. Una FLOR no es simplemente una flor, una FLOR es la parte visible de nuestro corazón y sentimientos.
 
 
Si hasta hoy no habíamos reparado una FLOR, observémoslas porque ellas también oyen, sienten se comunican y nos comunican. Si las miramos y tocamos observaremos como se revuelven de alegría por hacerlo, igualmente, si las maltratamos no tardamos en observar su dolor. En mi caso lo he hecho miles de veces y he visto sus dos comportamientos. Las flores como las personas o, en ocasiones quizá más, son muy agradecidas con quienes son con ellas. Una flor no es simplemente una flor.
 
 
Las flores significan tanto que nos producen una gran preocupación  y estrés cuando vamos a obsequiar alguien flores, no saber si son las adecuadas, si le gustaran o si serán bien recibidas, nos genera mucha preocupación y mucho estrés, tanto es así, que algunos terminan por no obsequiar flores.
 
 
Los entendidos dicen y de hecho es así, que cada flor y color tiene un significado o simbolizan sentimientos o actitudes diferentes, pero, nosotros en este caso, no hemos querido entrar en estos tecnicismos, lo hemos querido hacer muy simple porque un despertar como el de hoy, no da para más.
 
 
Yo siempre he mantenido una guía para que mis flores siempre fueran bien recibidas y como no tiene ningún secreto lo comentaré muy simplemente. Para obsequiar flores, antes que a su receptor nos tiene que gustar a nosotros, porque si mandamos flores a alguien es porque algo conocemos o sabemos de esa persona. Si las flores son las portadoras de mi detalle y cariño debo antes de enviarlas ser exigente con mi gusto. Se dice que cuando alguien escatima en el tipo y calidad de las flores, primero ni te quieres ni aprecias o quieres a la persona receptora y, en este caso, mejor no las mandes. Las flores comunican al receptor que piensa y como es el emisor.
 
 
Las flores para que hablen claro siempre deben ser las mejores, pues flores no le mandamos a cualquiera.
 

 
Es cierto que todos los receptores no miman por igual las flores que reciben, pero tengan por seguro que las flores con su comprensión y buen sentir, con el paso de los días intentan modificar el comportamiento inadecuado de estos receptores. Sin embargo, por suerte, todos no se comportan igual, muchos todos los días les quitan el polvo, les alimentan, les dan luz y, sobre todo, las miran con el cariño que el emisor quiso que transmitiesen.
 

 
Quién se ha resistido mirar en su hogar familiar, en su puesto de trabajo, en un jardín o vía pública una flor. Las flores siempre nos atraen y consiguen de nosotros lo que quieren. Ellas conocen nuestra curiosidad y debilidad por ellas y tengamos por seguro que su comportamiento no es diferente cuando pasamos por delante de ellas. Su forma de vestir, su color y perfume nos obligan apreciar su propio su belleza y el arte que tienen para exponerse. Si, sí, si no lo sabía, así son las FLORES.



Pinosoc2p.net
03650 PINOSO (Alicante) Spain
Reservados todos los derechos            



Created with WebSite X5
Regreso al contenido